¿De qué hablamos cuando hablamos de filosofía?

Por Martín Polakiewicz

Spoiler alert: no tengo ni idea. Es una gran idea para cualquier artículo empezar bardeando al que lo escribe, pero bueno, la sinceridad antes que todo. La pregunta de arriba puede sonar mucho a la típica “¿Qué es la filosofía?”, aunque el lector atento puede notar la diferencia(ahora te bardeo a vos que no te diste cuenta, para ser justos) en que no nos estamos preguntando qué es lo que es la filosofía, la pregunta por la esencia, la cosa más cosa, aquello sin lo cual algo no es “filosófico”, sino más bien a qué llamamos nosotros, los mortales “filosofía”. ¿Por qué cambio de tema y no hago la pregunta grande? Por la sencilla razón de que si fuera así no pasaba de la primer línea. Ahora tenemos esta preguntita que sigue siendo interesante para un artículo pequeño.

¿Llamamos a hablar de la muerte filosofía? Los médicos hablan de la muerte y no decimos que filosofan. ¿Llamamos hablar del amor filosofía? Hoy en día todos hablan del amor, hasta para venderte un chocolate hablan de amor. El problema de los temas que consideramos filosóficos, al menos de los que se hablan más allá de los muros de la facultad, es que no podemos decir realmente cuándo el que habla está “filosofando”. Una manera que mucha gente utiliza para detectar el “filosofeo” es cuando parece que alguien habla sobre alguno de estos temas sin realmente saber sobre ellos (no los vamos a culpar tampoco, el conocimiento de algunas cosas mejor ni presumir tenerlo). Ahora bien, de este juicio, compartido por algunos, sale que todo aquél que filosofa vende humo y así terminamos teniendo la facultad de filosofía y letras en una ex fábrica de cigarrillos. Re copado. Pues bien, los que no hablan de estos temas, los callan, entonces, ¿podemos decir de alguien que está callado que no está filosofando? Y… también se nos complica, porque no sabemos qué puede estar pensando esta persona, tranquilamente puede estar teniendo una divertida discusión mental sobre por qué vale la pena vivir la vida a pesar de que sea esencialmente sufrir… Ok.

Espero con sinceridad que ahora tengan mucho más en claro de qué hablamos cuando hablamos de filosofía (si fue por todo lo de arriba me sorprendería). Para terminar les dejo una aproximación, quizás, una punta de una respuesta o quizás un simple “filosofeo”. Cuando alguien filosofa pretende llegar desde el desconocimiento a un conocer al que probablemente no llegue jamás. Hablemos de productividad, pretender medir el infinito con una regla.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s