Capítulo Segundo

Por Juan Ordoñez

Bienvenido, Lector, a una nueva entrega de esta columna. Te preguntarás que historia puede enmascarar este segundo capítulo de mi aclamado espacio. Bien, pues, adentrémonos en la historia, porque llevo con una semana realmente tranquila, asi que vamos a pasar a comentar la historia del miércoles 15 de Febrero pasado.

Resulta que mi día venía tranquilo como cualquier otro. Mi rutina de miércoles es levantarme, hacer una limpieza en los palomares de mi casa (tengo palomas mensajeras), que se haga el mediodía, almorzar, generalmente con mi papá, mi hermano y mi sobrino, jugar al futbol a las cuatro. Últimamente, me conviene no almorzar con ellos e irme al centro, porque más o menos a las dos de la tarde tengo que pasar por la oficina de mi jefe en el Centro.  Pero este miércoles es particular, fue el cumpleaños de mi jefe, y no se trabajó.

Se nos hizo tarde para almorzar, terminamos de almorzar a las tres y media de la tarde, por lo que me vi obligado a irme de la casa de mi hermano sin poder tomar el café después de almorzar; mi hermano prepara café espresso después de almorzar, y que te sirvan un cafecito después de comer es… glorioso. Ese miércoles, me lo perdí.

En cualquier caso, después de irme con la comida en la garganta, me puse mi ropa de futbol y salí. Una de las pocas veces que llegué a tiempo a la cancha, y ambas canchas estaban ocupadas, no pudimos empezar a tiempo a jugar. Mientras esperábamos, charlamos con la gente que juntamos para jugar, y como faltaba gente, un amigo invitó a un amigo suyo, que ya había venido el partido anterior. El partido anterior, este tipo jugó contra mí, y si bien no se destacaba por ser un gran jugador, la movía el pibe. Yo no le doy tanta importancia al resultado del partido, pero hay gente que si. Este es uno de esos casos.

Yo soy un jugador honesto, y cuando toco una pelota y se va, yo mismo le hago saber al rival que la bocha es suya. Es lo correcto, yo para ganar lo hago sin trampas. Mis compañeros ya se acostumbraron, pero él no me conocía, y le tocó jugar en mi equipo. Cuando la pelota se fue al corner y yo se lo dije a mi gran amigo Roger… Bueno, digamos que este tipo, Alex, se sacó. Se pasó la mitad del partido insultándome, al punto que yo mismo me salí de foco y dejé de jugar. Entre el calor, y el flaco este, yo levanté una temperatura de la hostia.

Sufrimos una paliza terrible, nos ganaron por mucho, y el flaco se fue a las puteadas. Yo tenía, la verdad, muchas ganas de partirle la cara de un puñetazo, pero me contuve. Para colmo de males, algo le dijo mi amigo Maxi, casi compañero mío permanente en los partidos, y el flaco le contestó “CALLATE O TE ROMPO LA BOCA”. Dos veces le dijo esta frase. Maxi tenía ganas de embocarlo, pero yo le puse la mano en el hombro y le dije “Dejá”, con toda la seriedad que existe en mi persona, además de calentura. Pagué la cancha, y lo encaré a mi amigo Tony, quien lo invitó a Alex a jugar. Le pregunté si era amigo suyo, y al contestarme afirmativamente le dije “Si vuelve a venir acá lo cago a trompadas”. Yo temblaba de ira, y mis amigos me miraron en silencio mientras me iba. Todos saben que soy un tipo tranquilo, pero acá me saqué.

Me fui a mi casa y tuve que darme dos duchas de agua fría mientras lo puteaba de arriba a abajo. Mi día fue completamente arruinado con este hecho, porque putee cada vez que me acordaba del hecho. En fin… Ese si que fue un día de miércoles.

Author: Juan Ordoñez

No me hagas ninguna pregunta y no voy a tener que mentirte.

2 thoughts on “Capítulo Segundo”

  1. eh muy bueno!!! Si te dijera que yo convivi toda mi vida con idiotas de ese tipo jugando al futbol! toda mi infancia re caliente jaja, en vez de divertirse arruinan todo, un abrazo padre

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s